Parque Nacional Baritú (Salta)

Hoy si pensamos en selvas, pensamos en Baritú, el enclave silvestre por excelencia, donde podemos sentir palpitar la vida tropical en toda su magnitud. Rodeado de montañas cubiertas de selvas y atravesadas por importantes ríos se presenta como la principal reserva que preserva la exuberante diversidad de las Yungas, con sus tigres, tapires, chanchos majanos, monos y una importante diversidad de aves, anfibios y reptiles. Fue creado en el año 1975 y aún conserva gran parte de sus 75.000 ha con dificultades de acceso, lo que ha sido hasta el presente la razón mas importante de su preservación.

Se accede actualmente desde el pueblo de Los Toldos (1.550 m snm) a través de un sinuoso camino de aproximadamente 20 km hacia el sur atravesando “vallecito” una zona de suaves colinas cubiertas de pastizal, hasta llegar a “canto del monte”. A partir de ahí se comienza a descender hacia la tupida cubierta forestal hasta llegar al Río Lipeo (1.200 m snm), límite Norte del PNB. Este río es famoso por su belleza y aguas arrebatadas donde se practica el canotaje y rafting y se pueden pescar truchas u observar al pato de los torrentes nadar contra la intensa correntada. Sobre las márgenes del Río Lipeo se asienta el poblado homónimo, donde viven unas 20 familias campesinas que viven de la agricultura y la ganadería de trashumancia. De ahí se puede continuar hasta el poblado de Baritú, otros 10 km por un sinuoso camino en mal estado rodeado de bosques que asciende nuevamente hasta llegar a Baritú (1.500 m snm). Las laderas boscosas que rodean este poblado están salpicadas de parches de agricultura y bosques de distintas antigüedad que muestran la recuperación del bosque luego de un año de agricultura. Porque los campesinos de Baritú cortan anualmente una hectárea de bosque (“cerco”) por familia para plantar maíz, maní, cayote, ají, poroto. Cortan y queman el bosque (“rosado”) siembran y esperan que llueva. Luego de una cosecha la parcela es abandonada por 15 a 30 años (“champa”) esperando que la naturaleza a través del proceso conocido como sucesión forestal recupere las condiciones para ser talado y sembrado nuevamente. Este proceso es conocido como “agricultura migratoria” y depende de las fuerzas de la naturaleza (la pachamama) para producir una buena cosecha. Algunos años las lluvias estivales se demoran y las plantitas de maíz comienzan a reclamar agua. Es ahí cuando los campesinos realizan la “rogatoria” que los lleva de parcela en parcela llevando en procesión a una virgen y pidiendo que llueva. Tarde o temprano el ruego es atendido y una intensa lluvia se derrama sobre las esperanzadas parcelas. (ver circuitos y travesías en Los Toldos).

Para más información contactarse con: baritu@apn.gov.ar

Listado de Areas Protegida

 
Parque Nacional Calilegua (Jujuy)
 
Parque Provincial Potrero de Yala (PPY)
 
Parque Nacional Baritú (Salta)
 
Reserva Nacional El Nogalar de Los Toldos (Salta)
 
Parque Provincial Pintascayo (Salta)
 
 

 

 

 

 

 

 

 

2009. PRODUCTOYUNGAS. Todos los derechos reservados